martes, 8 de agosto de 2017

Histerectomía: cuando es necesario extraer el útero

Histerectomia, Cirugía para retirar útero

Una histerectomía, como su nombre lo dice, es la cirugía mediante la cual, se extrae el útero de una mujer. El útero es  un  órgano hueco musculoso localizado en la cavidad pélvica de las mujeres en el cuál se desarrolla el feto.  


Antes de decidir por este procedimiento, consulta con tu médico para conocer tus opciones. Pregunta sobre los riesgos y beneficios de la histerectomía, quizás puedas probar primero otra alternativa a la histerectomía, como medicamentos o algún otro tipo de tratamiento.
Cancer cervicouterino, histerectomia


¿Por qué debe practicarse una histerectomía? 
Puedes necesitar hacerte una histerectomía si tienes alguno de los siguientes problemas:

  • Fibromas uterinos: Los fibromas uterinos son crecimientos no cancerígenos en las paredes del útero. En algunas mujeres causan dolor o sangrado profuso.
  • Sangrado vaginal inusual o profuso: Los cambios en los niveles hormonales, infecciones, cáncer o fibromas, pueden causar un sangrado profuso y/o prolongado.
  • Prolapso uterino: Esto sucede cuando se produce un desplazamiento del útero hasta la vagina. Es más común en mujeres que han tenido varios partos vaginales, pero también puede ocurrir después de la menopausia o debido a la obesidad. El prolapso puede causar problemas urinarios e intestinales y presión pélvica.
  • Endometriosis: La endometriosis ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera del útero, en los ovarios, donde no corresponde. Puede causar dolores fuertes y sangrados entre los períodos menstruales.
  • Adenomiosis: Esta afección hace que el tejido que recubre el útero crezca dentro de las paredes del útero, donde no corresponde. Las paredes del útero se engrosan, lo que provoca fuertes dolores y sangrado profuso.
  • Cáncer (o precáncer) de útero, ovarios, cuello uterino o endometrio (el revestimiento del útero): La histerectomía puede ser la mejor opción si tienes cáncer en una de estas áreas. Otras opciones de tratamiento pueden ser quimioterapia y radiación. Tu médico te explicará acerca del tipo de cáncer que tienes y qué tan avanzado se encuentra.

¿Cuáles son algunas de las alternativas de la histerectomía? 

La histerectomía es una cirugía mayor. En ciertos casos, puede ser médicamente necesaria, como en el caso de un sangrado profuso y prolongado o de ciertos tipos de cáncer. Pero en otros casos, puedes intentar primero con otros tratamientos. Algunos de estos factores son:

  • Espera vigilante. Si tienes fibromas uterinos, tú y tu médico pueden optar por esperar, ya que estos fibromas tienden a reducirse después de la menopausia.
  • Ejercicios. Para el prolapso uterino, puedes probar haciendo ejercicios de Kegel (contracción de los músculos del suelo pélvico). Los ejercicios de Kegel ayudan a tonificar los músculos que sostienen el útero.
  • Medicamentos. Tu médico puede indicarte algún medicamento para tratar la endometriosis. Los medicamentos de venta libre que suelen tomarse durante el período menstrual también pueden ayudar a aliviar los dolores y el sangrado. Los anticonceptivos hormonales, como la píldora, la inyección, el anillo intravaginal o el dispositivo intrauterino (DIU) pueden ayudar a tratar el sangrado vaginal irregular o profuso o los períodos menstruales que duran más de lo normal.
  • Cirugía menos invasiva. Tú y tu médico pueden optar por una cirugía que requiera menos cortes o incisiones más pequeñas que los de una histerectomía. Las incisiones más pequeñas pueden permitir una cicatrización más rápida y menos marcas. Dependiendo de los síntomas que tengas, estas opciones pueden incluir:
  •  Cirugía para tratar la endometriosis. En la cirugía laparoscópica se utiliza un tubo delgado y con luz y una cámara pequeña. El médico inserta la cámara y los instrumentos quirúrgicos dentro de la pelvis a través de incisiones muy pequeñas. Con esta cirugía se puede extirpar el tejido cicatrizado o el crecimiento del tejido endometrial, sin dañar los órganos sanos circundantes, como los ovarios. Puedes quedar embarazada después de esta cirugía.
  • Tratamientos para reducir el tamaño de los fibromas sin cirugía. Estos tratamientos incluyen la embolización de las arterias uterinas. Una vez que se bloquea el suministro de sangre, se reduce el tamaño del fibroma y este desaparece.

 

¿Cuáles son los distintos tipos de histerectomía?

Tipos de histerectomia

  • Con la histerectomía total se extirpa todo el útero, incluyendo el cuello uterino. Los ovarios y las trompas de Falopio no necesariamente deban ser extirpados. Este es el tipo más común de histerectomía.
  • En la histerectomía parcial, también denominada subtotalsupracervical, se extirpa solo la parte superior del útero. El cuello uterino queda intacto. Los ovarios pueden ser extirpados o no.
  • En la histerectomía radical, se extirpa el útero completo, el cuello uterino, el tejido de ambos lados del cuello uterino y la parte superior de la vagina. La histerectomía radical se usa más a menudo para tratar ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de cuello uterino. Las trompas de Falopio y los ovarios no necesariamente deban ser extirpados.
 
¿Qué cambios puedo esperar
después de una histerectomía?
 

Cambios despues de una histerectomia

La histerectomía es una cirugía mayor, de modo que la recuperación puede tardar unas semanas. Pero para la mayoría de las mujeres, el principal cambio es una mejor calidad de vida. Deberías sentir alivio de los síntomas que te llevaron a la cirugía.
Otros cambios que podrías experimentar después de una histerectomía son:
  • Menopausia: Ya no tendrás el período menstrual. Si tus ovarios fueron extirpados durante la histerectomía, es posible que tengas otros síntomas de la menopausia.
  • Cambio en la sensibilidad sexual: Algunas mujeres tienen sequedad vaginal o menos interés sexual después de una histerectomía, especialmente si los ovarios fueron extirpados.
  • Mayor riesgo de tener otros problemas de salud: Si te extirparon ambos ovarios, puedes correr mayor riesgo de padecer ciertas afecciones como: pérdida ósea, enfermedades cardíacas e incontinencia urinaria (pérdida de orina). Consúltale a tu médico sobre cómo prevenir estos problemas.
  • Sensación de pérdida:. Algunas mujeres pueden sentir angustia o depresión por perder la fertilidad o por el cambio que sufrió su cuerpo. Consulta a tu médico si tienes síntomas de depresión como tristeza, pérdida de interés por la comida o por cosas que antes disfrutabas, o si tienes menos energía u otros síntomas que duren más de unas semanas después de la cirugía.
Antes de toma cualquier acción, te recomendamos que platiques con tu médico todas tus dudas, para que en conjunto tomen la decisión que sea la mejor para tí y tu salud.


Salutaris Medical Center cuenta con un prestigiado staff de cirujanos certificados para poder atenderle del modo que usted se merece. 

Llámenos al (33)36.41.35.00 o escriba un correo rp@salutaris.com.mx para agendar una cita de valoración con el 50% de descuento.

Contamos con diferentes planes de pago y financiamiento.


Fuentes

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Hysterectomy. (link is external)
  2. CDC. (2010). National Hospital Discharge Survey. Procedures by selected patient characteristics – Number by procedure category and age.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2013). Growing Acceptance of Removing Fallopian Tubes But Keeping Ovaries to Lower Ovarian Cancer Risk.
  4. www.cancer.org 
 

 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contáctanos o Agenda una Cita con un Cirujano SALUTARIS